¡Adiós al dolor de cabeza!

por
Anasús

He conocido personas que hasta se acostumbran a convivir con este mal, que consideran menor o común. Pero, ¡cuidado! No es buena señal adaptarse a lo anormal. Siempre debes velar por tu calidad de vida. Y existir con dolor de cabeza no es una opción fácil de manejar.

Igual de dañino puede resultar que te habitúes a tomar píldoras apenas te amenaza la jaqueca. Por eso te regalamos estos consejos para que tomes medidas mínimas por tu cuenta y sepas erradicar un padecimiento que puede volverse parte de tu rutina si convives con estrés, pasas mucho tiempo fijando la vista o en posturas corporales incómodas y le dedicas al sueño menos horas de las necesarias. ¡Cambia tu día!

 Seguro no lo sabías: ¡bebe agua!

Apenas te amenacen las primeras incomodidades, asegúrate de beber algunos vasos de agua o consumir frutas y verduras que te ayuden a hidratarte. Esa puede ser la causa de tu molestia. Deja a un lado las bebidas dañinas y hasta aventúrate a beber un poco de agua con limón. ¡Notarás los cambios!

 Masajes mágicos

El cuero cabelludo, las sienes, el cuello, las aletas de la nariz y los lóbulos de las orejas son zonas a las que debes acercarte cuando ya andas mal. Masajearlas suavemente con la yema de los dedos en forma de círculos mejora la circulación sanguínea y disminuye la tensión.

 Agua sólida: ¡hielo!

También para eliminar tensiones y acabar con la jaqueca de modo inmediato puedes aplicarte sobre la frente algunos trozos de hielo envueltos en un trozo de tela. Déjalo estar alrededor de veinte minutos y verás.

 ¡Ponte en pausa!

No temas alejarte de todo por un momento. Recuéstate en un sitio tranquilo y hasta dedica unos minutos al sueño si no puedes soportar más la incomodidad. Hacerle caso al cuerpo es el único modo de que no se te revele con dolores como alarmas.

 El agua… ¿también caliente?

Un baño tibio es una buena opción para relajar tensiones. Si no tienes tiempo para eso, puedes aplicarte una bolsa de agua caliente o una manta eléctrica en la nuca y el cuello. ¡Verás como el dolor cede!

 El remedio mágico: Infusión

Alrededor de tres o cuatro veces al día puedes servirte un poco de infusión de matricaria, una planta medicinal usada en muchos remedios tradicionales. Coloca una cucharadita por taza de agua, deja reposar 5 minutos, cuela y bebe.

Las aromas también curan

Lavanda, mejorana, eucalipto o manzanilla también vienen en aceites y son efectivos para combatir el dolor de cabeza a modo de aromaterapia. Se pueden usar en quemadores, diluidos con aceite base (almendras dulces, oliva) para masaje, en un baño o para inhalar.

 

Menu