¡Levántate de la silla!

por
Anasús

La sociedad moderna hace que cada día se trabaje más desde casa, el ordenador o los dispositivos móviles. Y esa tendencia tiene sus ventajas. ¡Pero todo es sin excesos!

Como sabemos que a veces no te queda tiempo para ejercitar tu cuerpo, aunque lo ideal sería que dedicaras un momento extra, en cualquier horario del día, a practicar algunos ejercicios, hoy te mostramos estos sencillos consejos por si tu rutina es realmente imposible. Lo importante es que escapes de la silla por un rato. ¡Así que presta atención!

Ring, ring, ¡de pie!

Programa una alarma que te ponga en pie cada dos horas. Entonces camina alrededor de 15 minutos antes de volver a sentarte. Muévete todo lo que puedas en ese intervalo que te proporcionará mayor calidad de vida, mejor estado de ánimo y hasta el peso ideal para tu cuerpo.

El agua relaja

En tu descanso puedes beber al menos dos vasos de agua. Eso te calmará y te ayudará a trabajar mejor. Mientras la bebes con calma, puedes mover tus tobillos, la cabeza y los hombros. ¡Relájate!

1, 2, 3 ¡Muévete!

Solo tres ejercicios pueden hacerte sentir mejor. Estírate completamente, alza los brazos hasta lo más alto que alcances y flexiónate hasta el piso. Si puedes, realiza dos o tres sentadillas, y si no hay nadie a la vista… ¡quítate los zapatos por unos minutos! Tu cuerpo agradecerá la frialdad del piso por un momento. Gira tu cuerpo, tus brazos, tus muñecas y tu cintura. ¡Muévete!

Unos escalones para pensar

Si se te dificulta alguna solución, ese es el momento de tomar un descanso. Camina y sube algunas escaleras: eso te ayudará a resolverlo todo y activará la circulación de tu cuerpo. Con un piso que subas y bajes varias veces, notarás un cambio tremendo.

El mundo al revés

Cambia tu perspectiva por un rato mientras recuestas los pies en alto. Eso mejorará tu rendimiento y ayudará a tu circulación.

¿Comer en un solo pie?

Dicen que puede serte útil si comes con un pie en alto. Puedes ir alternándolos sobre algún objeto con tal de que no estén al mismo nivel.

Un masaje secreto

En la planta de los pies descansa el cuerpo humano. Así que no hay nada tan reparador como un masaje en esta zona del cuerpo. Cuando no haya nadie cerca, mímate la planta de los pies por unos minutos y hasta tu humor mejorará.

Ahora que ya lo sabes, no olvides ponerlo en práctica. Con solo unos salticos al día marcarás la diferencia entre una rutina sedentaria y una que sea algo más saludable. Recuerda que un complemento perfecto para estos minutos de paz puede ser tu música preferida o algunos fragmentos de humor audiovisual que disfrutes. Lo importante es volver a trabajar al ciento por ciento. ¡Pruébalo y cuéntanos cómo te fue!

 

Menu