¿Cómo renovar tu baño?

por
María Carla Figdomech

Corren días de cambio. Es momento de emprender la inversión que has planeado por mucho tiempo. Garbos te ayuda con las tendencias en boga. ¡Le llegó el turno a tu baño!

Frío polar

En materia de diseño y decoración, los baños con estilo nórdico están en el top 5 de popularidad. Ideales para espacios pequeños, enfatizan la limpieza porque no lo recargan con accesorios. Maximizan la luminosidad con paredes blancas o con madera, siempre que proyecten un aspecto natural al 100%.

Ligerito, ligerito

Si quieres lograr un ambiente minimal, tendrás que volcarte a muebles de diseños lineales, simples y racionales, que ocupen el menor espacio posible. Un buen ejemplo son los lavamanos integrados a la encimera, de modo que apenas sobresalgan o no lo hagan en absoluto. También siguen esta tendencia los inodoros empotrados a la pared, las cajas o platos de ducha con mamparas traslúcidas y de líneas limpias. Para las llaves de agua, la elección son las modernas y geométricas o en cascada. Tu objetivo es generar la sensación de amplitud, sencillez y elegancia con mucha luz; no lo pierdas de vista.

Meditar junto al río

Lo rústico puede ser sinónimo de refinamiento. En estos baños el concepto es lograr una intimidad en conexión con la naturaleza. Blancos rotos y ocres son los colores claves, mientras que el quid de la decoración reside en la madera y la roca, o en sus imitaciones con superficies diversas. Para las llaves de agua, los expertos sugieren diseños tradicionales y con aspecto envejecido a propósito.

Factoría en casa

Los baños industriales son contrarios a los rústicos, entre las tendencias decorativas actuales. Su apuesta ultra racional y urbana, bebe de locales de producción y almacenamiento típicos del siglo XX primermundista. Por ende, sus sellos distintivos son metal, ladrillo vivo y madera envejecida. El microcemento puede añadir el look funcional e inacabado distintivo de esta corriente.

El gran cuarto de tocador

En el estilo vintage lo esencial es evocar el pasado desde el presente. Azulejos estampados o los estándares de 100 centímetros cuadrados –tan populares en los años ’50 y ’60 – y losas hidráulicas multicolores, arman un escenario de décadas anteriores, junto con lavamanos de patas torneadas y detalles un tanto rebuscados en las llaves de agua. En cuanto a colores, tu capacidad para imaginar será el único límite.

 

Menu