Los secretos de Maison Aragón

por
Anasús

Dice que lo que lo mueve es la creatividad perpetua, sin interrupción, y que su sueño más recurrente es tener un taller lo suficientemente grande para darle un enfoque apropiado a sus obras, y ponerle freno a la moda de Valsan. Dentro de lo próximo que hará solo nos cuenta que hay secretos. No quiere adelantar nada.

Pero llega a Garbos con unas piezas cuyos diseños son el primer intento de un nuevo giro de lo que quiere hacer con la costura en Cuba.

Así es Maison Aragón, el sello de un artista que diseña y crea sin detenerse. ¡Conócelo!

¿Cómo llegas al mundo del diseño?

Teniendo casi dos metros de estatura no es tan fácil encontrar un vestuario adecuado. Me enseñé a coser y ahí empezó todo. La costura ha desempeñado un papel muy integral en mis performances. Recuerdo que el primer disfraz que utilicé a finales del 2002 para un performance en ArtBasel Miami Beach fue construido (mayormente) de forma haute couture, algo que disfruté bastante. Durante la performance que inauguré en la última Bienal en La Habana, el interés en mis diseños fue tan favorable que decidí desarrollar formalmente la etiqueta Maison Aragón.

¿Cómo se fue conformando tu estilo?

Mucho de lo que hago está influenciado por la Cuba de mi niñez, la Cuba «fantasma», como le llamo, al ser un cubano nacido fuera del territorio nacional. Las historias, los cuentos, las fotos, los documentos que yo oía, leía y encontraba lejos del país formaron una Cuba que trasmití en mis obras. Por ejemplo, la silueta de la mayoría de mis diseños femeninos corre paralelo a los de los años 50. Los estampados de las telas también comparten el atrevimiento que se veía en esos años. Lo que me emociona ahora es la posibilidad de afincar en una nueva colección la Cuba contemporánea que conozco personalmente.

¿Qué efecto consigue tu obra en el público y cuánto más te gustaría lograr en el gusto de las personas?

Las últimas colecciones que he realizado son basadas en los recuerdos del pasado. El concepto de recordar siempre me ha fascinado simplemente porque, en gran parte, han sido los recuerdos de gente de cierta generación los que me han hecho entender un historial íntimo de mi país. Recuerdo que en una ocasión una amiga mencionó que mis diseños evocan una emoción fuerte de su niñez que no puede explicar. Entonces pensé: ¡trabajo logrado! El gusto del público es subjetivo y si empiezo a diseñar para un gusto específico, se pierde todo.

¿Para quién dirías que creas?

Mi estilo es para esas personas que no les temen a lo que es nuevo o singular. Lo que he diseñado no tiene cierre demográfico. Si tienes ese swagger (pavoneo) y atrevimiento, ¡pa ‘lante!

¿Qué momentos especiales han distinguido tu mundo creativo?

Cuando una musa aparece de la nada y me inspira salvajemente. En mi vida he tenido dos y con ellas he realizado obras importantes que me han ayudado a formalizar lo que desarrollo actualmente.

¿En cuáles eventos o lugares consideras que ha sido mejor apreciado tu arte?

Tengo la tendencia de hacer performances sin aviso y he notado que en los momentos de espontaneidad se acoge mejor el interés. Unos de los últimos que hice fue durante la inauguración de una exhibición en La Fundación de Arte Cisneros Fontanals (CIFO.) Yo tenía una máscara puesta y obviamente no pude ver lo que estaba pasando detrás de mí. Días después, cuando revisé la grabación de la obra, noté el caos que deje atrás.

¿Crees que faltan espacios para el buen diseño?

En la época en que vivimos, un buen diseño no existe, sino que no es más que un patrón que se utiliza y es emplazado para el consumo de masas. Las casas de modas lo reconocen. Por eso es que se ven tantos cambios de creadores en las maisons. Unos de los diseñadores que me gusta y sigo con gusto es Raf Simons. Cuando estuvo con Dior, su primera colección fue inspirada por el A-line creado por Monsieur Dior, obviamente dándole un toque contemporáneo. Creo que si él estuviera con esa casa hasta este día, pudiéramos estar hablando de algo nuevo y genial.

Desafortunadamente, la manera en que se maneja el output de creatividad agota esas cabezas geniales y se van. Él mismo dijo en una entrevista, años después de su salida de Dior, que de cierta forma se encontró un poco trastornado por la demanda de estar constantemente en modo creativo. Sería interesante ver cómo será su segunda ronda manejando otra maison, ya que Calvin Klein lo adquirió como creador.

Se dice que tienes una historia creativa peculiar…

Soy artista de Artes Plásticas. Por el desarrollo personal de mi trabajo he incluido muchos elementos en mis obras aparte de la pintura. Ahora estoy en un tipo de investigación de cómo integrar el elemento de «ser pintor» con el elemento de ser costurero. Todavía me considero pintor.

¿Cómo has conformado ese personaje que te distingue?

Plural. Los personajes P.Y.AL Trio y b_GAGGLE representan, en parte, la psique personal de un artista. P.Y.AL Trio existe en un mundo 2-D, es decir en dibujos, cuadros, montajes digitales. b_GAGGLE, el último personaje que he desarrollado, no es exclusivo al «reino» 2-D. Con él se han emplazado performances y, de forma metafórica, se dio a luz a Maison Aragón.

¿Qué crees que ese mundo le ha aportado a tus diseños y tu universo creativo?

En la estética visual esta combinación aporta mucho para la creación de algo raro que se ha convertido en algo súper llamativo para el público.

¿Por qué decidiste crear esa leyenda en torno a tu figura?

Hablando específicamente de b_GAGGLE, la historia representa algo personal en relación con lo que he vivido fuera y actualmente estoy pasado. Estoy relatando un tipo de diario visual de forma poética.

¿Cuánto de bueno o de negativo te ha traído?

De bueno está la reacción positiva del público. De negativo, el enredo del arte conceptual presentado en una forma sencilla que para que el que no entiende mucho la psicología de un artista o de arte en general, da a entender que «algo raro estoy viendo aquí».

¿Con cuáles conflictos te enfrentas a la hora de crear tus piezas?

Soy una persona muy puntual en la construcción de las piezas. Cuando llega el momento de cortar tela siempre me quedo en quiebre mental.

¿Qué limitaciones crees que existen en este mundo para los diseñadores o artistas en general?

Como todos los creadores, la falta de recursos monetarios es lo que más limita el acto de crear. Mi rutina, como la de muchos artistas, es trabajar de 9am a 5pm en lo que sea, en dependencia de los fondos necesitados para el proyecto. Después trabajo en lo mío. Para resumir, no duermo. Es un poco lamentable que haya tanto talento creativo y no exista patrocinio adecuado. Si el arte se ha convertido en un capital de inversionistas, debería existir un tipo de algo para que ese diseñador, artista o creador no pase tanto trabajo al inicio de su carrera.

¿Qué opinas de la moda y cómo es tu relación con ella?

La moda no es nada más que un artículo que uno se pone para taparse. Lo que más me gusta de la moda es cómo contamina. Recuerdo que unos años atrás se vio la fama del health goth. ¡Que estilo más fascinante! En poco tiempo esa moda se veía en todos los lugares y en sus últimos momentos llegó hasta Cuba. Creo que la moda tiene un impacto en la sociedad. Sigo las pasarelas y me gusta ver los diseños, pero no sigo la moda de forma fanática.

 

Menu