Remedios para la memoria

por
María Carla Figdomech

Los regalos son una parte especial de las bodas. Muestran tu aprecio por los invitados, y con ellos les pides que no olviden jamás ese día. ¿Cómo generar obsequios para tantas personas? Garbos te ofrece seis ideas muy económicas para que eches a volar tu imaginación.

Abanicar la memoria

Los abanicos se van convirtiendo en un icono de las bodas en lugares abiertos como los jardines. Con pirograbado escribe el nombre de la pareja y la fecha del enlace. Así los personalizarás como un recuerdo para siempre.

Imprimir un recuerdo

Si diseñas postales alegóricas a la celebración, podrás agregarles un detalle que las haga especiales para cada invitado. Puede ser una dedicatoria, una caricatura, o una foto en miniatura. Tú decides.

El árbol del amor

Otra opción muy romántica es obsequiar una planta pequeña dentro de una maceta singular. Un atajo: no compres demás, solo completa las que colocaste como centros de mesa de la recepción.

Low cost, high affection

Busca en Internet tutoriales con manualidades para hacer portarretratos. Algunos son realmente lindos y solo requieren hojas de revista, goma de pegar y algo de paciencia. Será un toque muy emotivo ver cómo te esforzaste para obtener algo único.

«Deséanos buena suerte, nosotros lo hacemos por ti»

Están de moda las jarras de cerámica con impresión termo sensible y las que tienen acabado de pizarra para escribir con tiza. Sería estupendo regalar a los asistentes algún diseño con una foto, frase o consejo para recordar tu ceremonia con cada café.

La fiesta sin fin

¿Qué tal si recibes a cada invitado entregándole un CD con la selección musical que sonará en la boda? Para abrir, por supuesto, la Marcha Nupcial.

 

Menu