Secretos de experto

por
Por Yosley Baute

Me siento artista desde el momento en que creo y transformo la realidad para embellecerla. Como buen arte, implica dominio del instrumento, pero sobre todo imaginación, riesgo y actitud. Con las novias, la inspiración nace de la personalidad que transmita cada una.

-Soy fan de los looks de los años ’50 y ’60. No pierdo oportunidad para hacer unas ondas al agua, un eyeliner o un labio rojo.

-En un mundo donde todos comparten tendencias, la diferencia está en asumirlas con nuestra propia personalidad. Según nuestro aspecto físico y social, nos atrevemos con un color o un corte de cabello más llamativo o vestimos con un look menos desenfadado.

-Un look natural, una piel hidratada, limpia e iluminada, realzando la belleza de los ojos y profundidad en la mirada.

-Para esta ocasión los labios con poco color o nude.

-Cabellos con ondas suaves o trenzas, poco elaborados, y los más elaborados sin pulir, para dar a la novia un aspecto sutil, fresco y elegante.

-Considerando dónde se realice la boda –el campo, la playa o un gran salón– se puede agregar algún detalle al cabello. Flores, piedras o un velo muy sencillo, para crear un look natural y elegante.

-La sobriedad, la elegancia, la simpleza al elegir el vestido, con pocos accesorios. Las novias de hoy saben que menos es más.

-Comodidad sin dejar de lucir radiante: la fórmula correcta.

-Para la novia perfecta, un vestido de corte palabra de honor para destacar la sensualidad de los hombros, sencillo y blanco, sin velo.

-Mi peinado favorito es un cabello semirrecogido con ondas al agua muy marcadas delante y flores en la parte trasera.

-Los labios, rosa pálido y el mismo tono para las uñas, para que destaque el anillo. ¡Eso sí, las uñas impecables!

-Me cautivan las líneas de productos naturales, como Daviness. También utilizo L'Oréal Professional, Schwarzkopf y Lisap.

-Elijo marcas de maquillaje según el clima donde trabajo. Soy fan de CHANEL, los labiales de MAC, las bases de Christian Dior, Sisley, Nars, Sephora y Paris Berlin.

-Me gustan mucho otras marcas menos conocidas, como O.P.I. para las uñas.