Jazz, desde muchas plazas

por
María Carla Figdomech

La trigésimo tercera edición del Festival Internacional Jazz Plaza quedará inaugurada este martes 16 cuando el maestro Bobby Carcassés, creador del festival en 1980 y su presidente hasta la fecha, haga el opening durante un concierto de apertura en la sala Avellaneda del Teatro Nacional donde, según el reconocido showman, se pueden esperar muchas sorpresas.

La fiesta del jazz, que se extenderá hasta el 21 de enero, llegará también a Santiago de Cuba, según afirmó el propio Carcassés en conferencia de prensa, donde participaron además el destacado músico Roberto Fonseca, quien ha propiciado la extensión del festival a la segunda capital del país, así como Víctor Rodríguez y Marta Bonet, director del Centro Nacional de Música Popular y presidenta del Instituto Cubano de la Música, respectivamente.

El espectáculo de clausura estará a cargo de Fonseca, quien estará acompañado por X Alfonso. La velada, con una actuación especial del bailarín Carlos Acosta, es un esfuerzo más por «acercar el mundo del jazz y el urbano, pues cada uno maneja códigos diferentes, pero la música es una».

Desde 1984 el Jazz Plaza alcanzó connotación internacional, con la actuación de Tania María. Víctor Rodríguez evaluó cuánto ha crecido el encuentro, que para 2018 ha confirmado a 50 agrupaciones foráneas y aún más del patio. Esta ha sido la mayor concurrencia de la historia del festival, señaló y atribuyó el resultado al incansable trabajo por más de tres décadas de Bobby Carcassés.

Explicó además que la amplitud del festival obliga a pasar al tomar el Teatro Nacional de Cuba como sede de los conciertos más numerosos, pero ello no afectará la relevancia de las sedes tradicionales: la Casa de la Cultura de Plaza –cuna del Jazz Plaza –, el Teatro Mella y sus jardines. Asimismo, el corredor del Cine Yara, el Pabellón Cuba y la sala Abelardo Estorino del Ministerio de Cultura acogerán presentaciones temáticas vespertinas. Subrayó que, a juzgar por la calidad de las actividades incluidas en el programa, no habrá sedes secundarias en el evento, sino que todas son principales, tanto en la capital como en Santiago.

La Fábrica de Arte Cubano (F.A.C.) suma sus áreas como sede de espectáculos y del Programa Académico asociado. Sobre el último, la musicóloga Neris González, coordinadora de las sesiones, vaticinó el éxito de siete clases magistrales a celebrar, presentaciones de tres discos y varios libros, además de un nutrido coloquio teórico.

De la escena internacional, Dee Dee Bridgewater, Ted Nash y Joe Lovano figuran entre los artistas más esperados. Por Cuba, además de la genialidad de Chucho Valdés, Joaquín Betancourt, Ernán López-Nussa y César López –por solo mencionar algunos–, nos complacerán los estelares Omara Portuondo, Pancho Amat y la Orquesta Aragón.

A partir del pasado año, diciembre, mes en que históricamente el Jazz Plaza nos regocijaba, ha cedido el protagonismo a enero. La decisión se fundamentó en procurar el realce de los participantes sin interferir con otros eventos y festividades propios de fin de año.

 

Menu