Residente del mundo en La Habana

por
María Carla Figdomech

Visiblemente feliz salió del Cine Chaplin el conocido cantante puertorriqueño Residente, ex integrante del dúo Calle 13. La razón era clara: en la penúltima noche del Festival el público habanero le regaló una lluvia de aplausos tras el estreno de su documental Residente, una suerte de crónica in extenso de la grabación de su primer álbum en solitario.
Con su mapa genético como brújula, salió a recorrer diferentes culturas de las que su ADN es heredero, intentando captar lo esencial de su música para traducirlo a sus canciones. En una fecunda colaboración artística, recorrió Rusia, Armenia, Georgia, Osetia, China, Burkina Faso, Ghana, Níger, Serbia, España, Inglaterra, Nueva York y Puerto Rico. ¿Resultado? Una demostración de que la música no tiene fronteras, porque de esa materia están hechos los sueños.
En exclusiva para Garbos, René comentó que espera inspirar a todos los jóvenes que están haciendo canciones honestas. Su documental, «aunque no produzca un gran cambio, ya es un buen aporte, como un buen libro», para todos los que como él sienten que la mega industria de la música siempre necesitará en primer término de la música auténtica.
Un disco de 24 quilates que nació a través de cuatro continentes (Asia, Europa, África y Latinoamérica) y que registra en 13 canciones las huellas de la guerra y el odio, la esperanza y el amor como único rumbo hacia la paz.

Menu